Now Playing Tracks

rosemarien:

“Un día como hoy, mi maestro William Faullkner dijo en este lugar: ‘Me niego a admitir el fin del hombre’. No me sentiría digno de ocupar este sitio que fue suyo si no tuviera la conciencia plena de que por primera vez desde los orígenes de la humanidad, el desastre colosal que él se negaba a admitir hace 32 años es ahora nada más que una simple posibilidad científica. Ante esta realidad sobrecogedora, que a través de todo el tiempo humano debió de parecer una utopía, los inventores de fábulas que todo lo creemos, nos sentimos con el derecho de creer que todavía no es demasiado tarde para emprender la creación de la utopía contraria. Una nueva y arrasadora utopía de la vida, donde nadie pueda decidir por otros hasta la forma de morir, donde de veras sea cierto el amor y sea posible la felicidad, y donde las estirpes condenadas a cien años de soledad tengan por fin y para siempre una segunda oportunidad sobre la tierra […] Es por eso que invito a todos ustedes a brindar por lo que un gran poeta de nuestras Américas, Luis Cardoza y Aragón, ha definido como la única prueba concreta de la existencia del hombre: la poesía”.
Fragmento del discurso que dio Gabriel García Márquez al recibir el Premio Nobel de Literatura en 1982.
Zoom Info
Camera
SONY DSLR-A330
ISO
100
Aperture
f/9
Exposure
1/320th
Focal Length
50mm

rosemarien:

“Un día como hoy, mi maestro William Faullkner dijo en este lugar: ‘Me niego a admitir el fin del hombre’. No me sentiría digno de ocupar este sitio que fue suyo si no tuviera la conciencia plena de que por primera vez desde los orígenes de la humanidad, el desastre colosal que él se negaba a admitir hace 32 años es ahora nada más que una simple posibilidad científica. Ante esta realidad sobrecogedora, que a través de todo el tiempo humano debió de parecer una utopía, los inventores de fábulas que todo lo creemos, nos sentimos con el derecho de creer que todavía no es demasiado tarde para emprender la creación de la utopía contraria. Una nueva y arrasadora utopía de la vida, donde nadie pueda decidir por otros hasta la forma de morir, donde de veras sea cierto el amor y sea posible la felicidad, y donde las estirpes condenadas a cien años de soledad tengan por fin y para siempre una segunda oportunidad sobre la tierra […] Es por eso que invito a todos ustedes a brindar por lo que un gran poeta de nuestras Américas, Luis Cardoza y Aragón, ha definido como la única prueba concreta de la existencia del hombre: la poesía”.

Fragmento del discurso que dio Gabriel García Márquez al recibir el Premio Nobel de Literatura en 1982.

definitivamente no soy aquella
la de perfecta figura
la de sensuales caderas
la de carácter sumiso
la que se calla y te espera

mis ojos no son claros
ni mi piel blanca y tersa
soy piel morena sol y tierra
ojos negros que miran futuro
mezcla de orgullo y Latinoamérica

tal vez mis manos no sean suaves
y el barniz de mis uñas luzca resquebrajado
y es porque no me siento ni descanso
sino que día a día trabajo
transformando la rebeldía en actos

no visto a la última moda
ni compro perfumes caros
mis modales no siempre son finos
y mi discurso es contestatario

digo las verdades de frente
y no me desvivo en halagos
mas intento endurecerme sin perder la ternura
-como dijera un revolucionario-

quizás no te enamores al verme
ni te deslumbre el fulgor de mi sonrisa imperfecta
pero, ¿sabes? no me interesa
porque no quiero ser tu mina
sino tu compañera

(via asesinadeilusiones)
To Tumblr, Love Pixel Union